1 abr. 2012

Marisa Bârtok: "Siempre salgo a darlo todo"

Marisa Bârtok es una excepcional bailarina y profesora de Fusión Oriental y Tribal Americano en distintas escuelas de Madrid. Tiene una extensa trayectoria como bailarina de Danza Oriental, Tribal Americano (ATS), Danzas Gitanas y Flamenco. Obtuvo el plan de formación profesional en Fusión Oriental en la escuela Fusion-Art, de Patricia Passo. Últimamente ha participado en distintos espectáculos, tanto en solitario, como con el grupo de danza Dísir Troupe.

P. ¿Cuál fue el origen de Dísir Troupe?

R. Nos conocimos las cuatro preparando el espectáculo Galata, estábamos en la escuela de Cristiane Azem y nos llevábamos muy bien. Teníamos muy buen rollo. Nos empezaron a surgir propuestas para bailar en distintos sitios y se nos ocurrió hacer algo más oficial, no solo el 'bailo contigo por amistad', sino algo más serio aunque la base es siempre divertirnos.
Todo comenzó el pasado Agosto, cuando una amiga nos invitó a bailar en un evento benéfico, 'Danza, música e ilusión, ELA' para recaudar fondos para la investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Ahí fue donde debutamos como grupo.

P. De los espectáculos en los que has participado, ¿cuál ha significado más para ti?

R. Creo que precisamente ese, porque además de significar nuestra unión como grupo, fue muy emotivo. Y también estuvo muy bien organizado.


P. ¿Cuándo empezaste a bailar?

R. Ya ni me acuerdo. (Risas) Hace ya tiempo, aunque yo no empecé de niña ni nada de eso. Fue lo típico que eres ya más mayorcita y dices '¡Ay, voy a hacer ejercicio!'. Empecé a hacer Aerobic, pero aunque me gustaba, no me llenaba. Una amiga me sugirió que probara con la Danza del Vientre. En aquel entonces había muy poco, pero en algunos gimnasios ya empezaba a verse. Entré en una escuela que había en mi barrio, y a raíz de ahí quise profundizar, miré qué profesoras había en Madrid, qué cursos... Y finalmente aterricé en la escuela de Patricia Passo, donde me puse en contacto con la Fusión Oriental. Ahí estuve un tiempo, tuve la suerte de tomar muchas clases con Patricia, hice un plan de formación que tenían, y luego me quedé en la escuela trabajando. Después continué ya por mi cuenta, conocí el Tribal Americano, y seguí investigando, aunque tengo que reconocer que la formación que me dio la escuela de Patricia Passo me ha ayudado muchísimo. Después contacté con Myriam Soler, con la que estudié y trabajé un tiempo, conocí a Cristiane... He dado clases con mucha gente estupenda. Y ahora por ejemplo estoy con Mónica Sade estudiando sable, una de mis especialidades.

P. ¿Con qué estilo de Danza te sientes más identificada? ¿Tribal Americano o Fusión Oriental?

R. Con los dos. El Tribal me gusta mucho y por ciertas circunstancias me está saliendo más trabajo en ese campo, pero en Fusión Oriental he desarrollado mi propio estilo también. Se podría decir que las dos cosas me gustan por igual.

P. Eres profesora pero también bailarina, ¿qué prefieres, la clase o el escenario?

R. El escenario me encanta, es como una catarsis. Es un momento en que pasas nervios pero también puedes exteriorizar tus propias historias internas. Pero también me gusta mucho dar clase, cada vez me gusta más, es muy bonito transmitir lo que sabes, lo que sientes, a otras personas, y luego ver como crecen. A mí me llena mucho.

P. ¿Cómo te sientes cuando bailas?

R. La expectativa siempre me gusta, la espera. Pero tengo un problema con la energía. Yo siempre salgo a darlo todo, y en general lo controlo, pero a veces la energía me domina y me termina dando bajón después de bailar. Pero en general me siento muy bien. Eso sí, en cuanto termino de bailar me gusta quitarme todo en seguida, quitarme el maquillaje, y pasar a otra cosa.

P. ¿Cuál es tu mayor miedo?

R. Siempre quiero ir preparada, tanto para bailar como para dar clase, y la obsesión que yo tengo es de no defraudar, pero no en un sentido superficial, sino que sea auténtico lo que hago, que a la gente le llegue... Tengo miedo a no ser suficientemente buena.

P. A nivel personal, ¿quién te ha servido de inspiración?

R. Hay gente que me gusta mucho dentro de la cultura y el arte. García Lorca me parece un hombre muy completo en todos sus aspectos, y muy muy pasional. Yo soy muy lorquiana en la fuerza, en la energía, el rojo... Y en el día a día la inspiración me viene de mis amigos, que siempre me apoyan y me animan, tengo la suerte sentirme arropada en ese sentido.

P. El pasado sábado 24 de Marzo tuvo lugar el espectáculo 'Arte y Femineidad: La Danza de la Diosa', de Larissa Vesci. ¿En qué consistió tu participación? ¿Qué te pareció el evento?

R. Fue genial, gustó mucho a la gente. Salí con muy buenas sensaciones a nivel interpretativo. También estrené una coreografía nueva de estilo Gótico con la que quedé bastante satisfecha. Me gusta cambiar, hacer cosas nuevas y no encasillarme. Por supuesto hay cosas que mejorar pero eso pasa siempre. Tenemos pensado repetir próximamente en Madrid el espectáculo ya mejorado.

P. ¿Qué nuevos proyectos tienes en mente?

R. Además de los proyectos que ahora se están gestando, tengo dos actuaciones en Mayo. Una en la Sala Clamores, en mi faceta de cantante, colaborando en un espectáculo de boleros que se llama Sintiendo el Filin, y otra como bailarina, que será el 26 de Mayo junto a Dísir Troupe en el festival Art Drawis.

En Junio tengo los festivales de las escuelas en las que trabajo como profesora: Dioses del Nilo, de la escuela Nahid, donde interpretaré a la diosa Bastet, también tengo el espectáculo de la escuela Kaótica Farándula, y el festival de la escuela Dorisha, en la Sala Galileo de Madrid, donde bailaré con mis chicas de Tribal Americano y también como solista interpretando mi peculiar versión de Mata Hari.

No hay comentarios:

Publicar un comentario